Colecciones

El edificio, que ocupa parcialmente la Biblioteca con carácter provisional, consta de cuatro plantas y una superficie total de 3.305 m². De ellos corresponden a la Biblioteca 1.529 m² de superficie útil bibliotecaria, aparte de 388 m² más de instalaciones comunes con otros servicios.

La distribución por plantas de la biblioteca es la siguiente:

En la planta baja funcionan la conserjería o recepción, la centralita de teléfonos para informaciones generales y los depósitos que contienen el fondo de reserva de la Biblioteca: 6.891 títulos de fondos bibliográficos antiguos, catalogados dentro del proyecto de elaboración del Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico; 37.000 volúmenes de monografías de la colección local y más de 16.000 unidades en otros formatos; 77.000 libros y otros materiales de menor uso o anteriores a 1960;  Un total aproximado de 130.000 unidades conforman este fondo de reserva en los almacenes, a los que hay que sumar casi 2.000 títulos, y más de 12.000 volúmenes encuadernados de publicaciones periódicas: revistas y periódicos, junto a boletines oficiales, etc, así como una gran cantidad de ejemplares de periódicos y revistas sin encuadernar.

Los depósitos de la Biblioteca ocupan 543 m², de los que el Departamento de Servicios Bibliotecarios Provinciales utiliza actualmente 100 m² como almacén.

En la 2ª planta (826 m² en total) están las cuatro salas o servicios principales que oferta la Biblioteca:

1. Sala de Lectura y Hemeroteca: ocupa 311 m², tiene 216 metros lineales de estantería, 126 puestos de lectura y 4.500 volúmenes de acceso directo, sobre temas generales, con obras básicas de referencia. El acceso es totalmente libre y directo. En la propia sala existe un servicio de orientación e información básica. También se pueden consultar los boletines oficiales y otros repertorios de legislación, así como solicitar la consulta de los fondos de los depósitos instalados en la planta baja. A la derecha, en esta sala, se encuentra la hemeroteca, ocupando unos 70 m², 25 puestos de lectura, 10-12 títulos de diarios y unos 50 títulos de semanarios y revistas, que se renuevan semanalmente, o conforme a la periodicidad de cada publicación. En esta sala se da el Servicio de consulta de Internet por parte de los usuarios mayores de edad, así como acceso a contenidos multimedia.

2. Sala de Préstamo: ocupa 163 m², con un total de 602 metros lineales de estantería y unos 23.000 volúmenes en libre acceso, incluyendo la colección de materiales audiovisuales. En la propia sala existen ordenadores para facilitar la consulta a los catálogos de la biblioteca y de la Red de Lectura Pública de Andalucía.

3. Sala Infantil y Juvenil: con un total de 165 m², 87 puestos de lectura, 228 metros lineales de estantería y unos 12.000 volúmenes en libre acceso, incluyendo una colección de materiales audiovisuales. En esta sala existen ordenadores con los que se facilita el acceso a la consulta de los catálogos de la biblioteca y de la Red de Lectura Pública de Andalucía, así como al servicio de consulta de Internet y otros contenidos multimedia por parte de los usuarios menores de edad.

4. Sala de Información y atención al lector, consulta de ficheros o catálogos, obras bibliográficas generales, solicitud de préstamos interbibliotecarios, etc. Se trata de una sala u oficina de 30 m², provista de ordenadores y otros medios para desempeñar sus funciones.

En el distribuidor, frente al mostrador de préstamo, cercano a las distintas salas, es posible utilizar un Servicio de autofotocopiadora.

En la 3ª planta se encuentran los despachos y oficinas para el trabajo técnico y administrativo, así como los servidores de los equipos informáticos y multimedia.

Además de los servicios bibliotecarios de atención directa al público (lectura en sala, préstamo de libros, hemeroteca, consulta de fondos del depósito, información bibliográfica o de referencia, reprografía, etc.), forma parte también de la Biblioteca:

El Departamento de Servicios Bibliotecarios Provinciales, que se ocupa de la coordinación de los servicios bibliotecarios de la red provincial de bibliotecas públicas, en la que se integran aproximadamente 150 bibliotecas, a través del asesoramiento técnico, el incremento de lotes bibliográficos y otras actividades o servicios complementarios como cursos de formación y reciclaje, encuentros bibliotecarios, préstamo de fondos profesionales para bibliotecarios de la red provincial y colaboración en actividades de animación a la lectura.